22 Septtiembre 2017

FAMILIAS NUTRIDORAS V/S FAMILIAS DISFUNCIONALES

on Miércoles, 04 Diciembre 2013.

Si tenemos que optar por un modelo DE FAMILIA, no por un tipo o estructura, sin duda hagámoslo por una Nutridora. Las razones………. las expongo en simples palabras en los textos siguientes

FAMILIAS NUTRIDORAS V/S FAMILIAS DISFUNCIONALES

 

A todos los que me conocen  ya sea por asuntos laborales, sociales o de lazos sanguíneos……… muy humildemente quiero compartir con ustedes esta reflexión.

Según mi experiencia de vida y conocimientos, una familia nutridora es aquella en donde existe la honestidad, el respeto, el amor y más aún la confianza.

Se experimenta presencia de alma y sentido  común. Los miembros son sinceros y comunicativos, no existe el doble estándar, las relaciones y la dinámica son positivas y enriquecedoras. Los hijos pequeños se muestran amables y son también “personas” no obstante su edad. Existe la democracia y se respetan las decisiones de cada uno de los miembros, con límites claros y fundamentados.

El espacio físico posee luz, está diseñado para que se experimente la luz solaz y el esparcimiento. La calma es pacífica y no se observa el temor ni la cautela. El ruido es una actividad significante y no un estruendo que enerva.

El contacto físico es normal y los afectos se demuestran, no importando la edad. Los temas de conversación son amplios: miedos, tristezas, desengaños, críticas, lo mismo que los éxitos y alegrías.

Tienen un proyecto de vida en común y planificado, ante algún imprevisto, se acomodan con facilidad al cambio, sortean sin problema las vicisitudes de la vida, las enfrentan y no las evaden.

Los sentimientos poseen una importancia adjudicada ex profesamente. Los adultos se consideran guías y no jefes, a los hijos se les enseña y educa en un comportamiento humano ante cualquier situación.

Importante es comentar que soy una mujer casada,  desde 1989 y que este año he cumplido con mucho orgullo “mitad de siglo” y “Bodas de plata”,  con hijos entre 16 y 24 años, ambos sexos. Resido en Concón.

Esta semana que mi marido está de vacaciones con las niñitas, “siento que yo sin estarlo”, lo vivo también así, pues se ha hecho cargo de todo lo que yo hago durante la semana, corriendo como loca……..obvio. Ejemplos: cocinar, lavar platos, ropa, los días que mi nana no viene además  retirar niños del colegio y llevarlos al Dr.

No me puede ayudar en mi trabajo profesional (Educadora de Párvulos),   actualmente me desempeño como docente en el Instituto Profesional AIEP (trabajo que me apasiona), el motivo es que este demanda corregir,  elaborar pruebas ,talleres, rúbricas y salidas  a terreno, y por supuesto preparar las clases a través del Modelo Educativo por Competencias que pienso  que lejos es  que logra  los mejores resultados globales  en los estudiantes al egresar, es decir se les forma de manera “ competente”, en el saber, saber ser y hacer .

Tampoco puedo pedirle que venda y cobre  de mis negocio, porque sería abuso, no obstante sé que si le solicito,  lo haría.

En este período de sus vacaciones, llego a la casa a dormir siesta y me despierta con tecito como me agrada, sabe todos mis gustos. Desde entonces trabajo en cama hasta tipo 9 que salimos a pasear los 4 o 5 dependiendo de las actividades de cada uno.

Por último  la vida social que todos los que me conocen saben que me encanta,  la menciono ya que es importante en una familia nutridora,  pues todos disfrutamos compartiendo  ya sea con los parientes, compañeros de trabajo y los amigos que queremos.

Sé que en los tiempos  en que vivimos, el exitismo, la tecnología el exceso de información y el consumismo por mencionar algunos, tienden a desunir y deshumanizar a la familia. Mas, siempre hay un momento durante el día, en donde exista una instancia de comunicación, de escucha activa, de contención  y apoyo para aquel que lo necesite , y por supuesto, compartir como familia al menos una de las comidas del día.

Como conclusión, para no seguir lateándolos siento que mi familia si es nutridora, pues mis tres hijos son bellas personas, responsables, solidarios, seguros de sí mismos,  sociables, con buena autoestima y  trabajadores.

Como toda pareja tenemos altos y bajos pero ambos nos necesitamos, apoyamos , amamos y protegemos a nuestros hijos y luchamos por ellos.

Es por eso que sugiero a todas las familias tales como: monoparentales, biparentales, compuestas,  por afinidad, etc. que trabajen en el tema de la FAMILIA NUTRIDORA, pues esta es la célula de la sociedad  y la primera identidad formadora de los hijos  y  así aseguraremos un futuro alentador para sus miembros.

Y para los que les gustó el tema les sugiero el Autor: “ Eric Erickson y el Ciclo Epigenético”. Pues al estudiarlo nos podemos explicar las etapas que experimentamos a lo largo del ciclo vital y nos dan respuesta sobre las vivencias.

Con Carlos estamos en la etapa de “Generatividad”. ¡¡¡Ruego a Dios que juntos lleguemos a la última!!!!

Con mucho cariño

Andrea Meyer Concha
8.089.394-9
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Equipo

Director
Jorge F. Méndez
Directora gráfica
Cândida Magalhaes
 
 
Colaboran:
   
En Chile:   Mauricio Quiroga, Miguel Ferrer, Patricia Ruiz y Bénédicte Cantin
En Miami: Jorge Hurtado
En Paraguay: Rodrigo Zavala, Nancy Servián y Gloria Ayala Person
En Venezuela: Eli Bravo
En Argentina: Marcelo Berenstein
En España: Borja Milans del Bosch
En Uruguay: Gabriela Cándido