19 Noviembre 2017

La película positiva: Mis tardes con Margueritte

on Jueves, 20 Diciembre 2012.

MARGUERITTE terminó de leerme La peste en pocos días. Bueno, no todo el libro, por supuesto, fragmentos. Y he de decir que, en conjunto, estaba muy bien. Con esos personajes completamente pirados, como para preguntarse en qué rada los habría pescado ese Camus. Por ejemplo, el tipo que se llama Grand, que quiere escribir una novela y siempre repite la misma frase, cambiando sólo dos o tres palabras.

mis tardes con margueritteMe recuerda a El Resplandor, ya saben, la película con Jack Nicholson. Cuando éste teclea lo mismo centenares de veces, en aquella vieja máquina de escribir, antes de empezar a cargarse las puertas a hachazos.

De todos modos, volviendo al libro, puedo asegurar que durante los ratos que Margueritte y yo leíamos el libro, el tiempo alrededor del banco pasaba más deprisa.

Un día Margueritte me dijo:

-Germain, me he dado cuenta de que usted es un auténtico lector.

Y de pronto, me entró la risa, porque, ya saben, los libros yo…

El caso es que ella estaba seria. Me explicó que al leer se empieza escuchando. Yo más bien habría pensado que, precisamente, leyendo. Pero me dijo: “No, de ninguna manera Germain, no crea eso, para conseguir que a los niños les guste la lectura, hay que leerles en voz alta”. Y añadió que si se les hace eso, después se vuelven dependientes como de una droga. Cuando crecen, necesitan los libros. Yo me quedé sorprendido, pero, pensándolo bien, llegué a la conclusión de que no era ninguna idiotez. Si de pequeño me hubiesen leído cuentos, quizá habría metido las narices más a menudo en algún libro, en lugar de hacer tonterías sólo por aburrimiento.

Por eso, el día que me regaló el libro, realmente me gustó el detalle, aunque me diese vergüenza, porque, en mi fuero interno me decía que no lo leería, era demasiado largo y complicadísimo.

Justo cuando nos íbamos, me lo dio y me dijo:

-He apuntado a lápiz los fragmentos que hemos leído juntos. Para que lo recuerde.

Le contesté que muchas gracias, de acuerdo; que era muy amable y que estaba contentísimo.

Margueritte sonrió.

-Germain, no dude de que es a mí a quien le agrada hacerlo. ¡No hay que amar los libros de una manera egoísta! En realidad, ni los libros ni ninguna otra cosa. Sólo estamos en la tierra de paso, ¿se da cuenta?... Aprender a compartir los juguetes, probablemente, sea la lección más importante que hay que aprender en la vida.

(Del libro “Tardes con Margueritte” de Marie-Sabine Roger).

FICHA
Dirección:
Jean Becker
Guión:
Jean Becker
Jean-Loup Debadie
Protagonistas:
Gérard Depardieu
Patrick Bouchitey
Gisèle Casadesu 
Maurane
Origen:
Francia
Duración:
82 minutos
Año: 
2010

Por: Patricio Sesnich Jr.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Equipo

Director
Jorge F. Méndez
Directora gráfica
Cândida Magalhaes
 
 
Colaboran:
   
En Chile:   Mauricio Quiroga, Miguel Ferrer, Patricia Ruiz y Bénédicte Cantin
En Miami: Jorge Hurtado
En Paraguay: Rodrigo Zavala, Nancy Servián y Gloria Ayala Person
En Venezuela: Eli Bravo
En Argentina: Marcelo Berenstein
En España: Borja Milans del Bosch
En Uruguay: Gabriela Cándido